viernes, 4 de enero de 2013

Empezar el 2013 a lo Murakami

He empezado el 2013 a los grande, es decir, pensando en que quiero cumplir mil ochocientos veinticinco propósitos, entre ellos un clásico, el de perder los kilos que siempre sobran, porque no habrá ninguna mujer en el planeta Tierra que te diga que no tiene kilillos de más. ¡Ninguna está contenta con su peso! ¡Y siempre nos sobra algo!.

Eso sí, todos somos conscientes de que hasta que no se pase el momento "roscón" no hay manera de ponerse en serio a perder grasa. Menos mal que desde el 6 de enero hasta otra época gloriosa de dulce habrá una buena tirada (¿quizá sean los huevos de chocolate de Semana Santa?), y será el momento de empezar a tope.

A propósito de ponerse a tope, empezar el año, perder kilillos... de todo esto, y hasta de cumplir años (33 para más señas, glups) habla Murakami en este interesante libro que estoy leyendo - "De qué hablo cuando hablo de correr"- . Transcribo un párrafo del libro que me ha parecido de lo más interesante. Y tan directo que a veces pareciera que me hablaba a mí en persona. Curioso.

"En cualquier caso, fue así como empecé a correr. Treinta y tres años. Esa edad tenía entonces. Todavía era bastante joven, pero ya no podía decirse que fuera "un joven". Es la edad a la que murió Jesucristo. Más o menos a esa edad había comenzado el declive de Scott Fitzgerald. Tal vez sea una de las encrucijadas de la vida. A esa edad comencé mi vida como corredor y, poco después, me situé en el verdadero punto de partida como novelista".

2 comentarios:

Clark Kent dijo...

Well... why not us?

I´m in if you are in. Lo de comer menos/más sano somos conscientes de que es MUY DURO; pero lo de correr... eso lo podemos hacer. De hecho, me cuesta menos lo segundo que lo primero, ¿y a ti? Y con ese Madrid Río tan bonito que tenemos al lado...

Aire Fresquito dijo...

A mí me cuesta más correr que comer sano, para que nos vamos a engañar. Veamos si en 2013 acabo opinando lo contrario...Todo es ponerse ;)