viernes, 11 de enero de 2008

Oh Christmas Tree

Si ya estamos a 11 de enero, ya lo sé, pero quería enseñaros una estampa navideña de mi santo viaje a Frankfurt... Santo porque mi santo viajaba conmigo, no por otra cosa. Una ciudad pequeñita (como mi habitación), limpia (como quiere mi madre que esté mi habitación) y moderna (adivinad en qué sitio hay ropa del año 1997...). ¡Y qué bonita estaba Frankfurt en Navidad! Con tantos adornos en las calles, tantos mercadillos navideños... parecía que estábamos dentro de un anuncio navideño hecho por el empalagosillo Tom Hanks... y no en la caca de Paseo de la Castellana de Madrid, tan sosamente iluminada. Por cierto, que comer, los alemanes se pasaban todo el día comiendo por la calle... y como dice el refrán que dice que “allá donde fueres haz lo que vieres”, pues nosotros venga comer y beber para asemejarnos a ellos. Y como la cerveza es demasiado FRESQUITA para el invierno, la sustituyen por vino dulce caliente. Que calentar calienta, pero a mí me tira más un Pedro Jiménez que ese mosto de manzana frankfuriano. Ay que ver cómo me tira el Pedro y la tierra... Bueno, la foto mezcla lo urbano con lo tradicional. Un skyline financiero que en Navidad acoge sin problemas cientos de casetas perfectamente decoradas para la época. En resumen, gusto por el merca-shopping; gusto por el arte, ahí está la torre de la Iglesia de San Pedro; y gusto por las finanzas, con la Torre Commerzbank a la derecha. Diseñada por cierto por Norman Foster y sede del Banco Central Europeo. Aunque a mí me parecía más bien salida de un cómic de Batman, ¿no os parece?

¿Foto?: Frankfurt se viste de Navidad

4 comentarios:

Lolita blues dijo...

Y ¿para cuándo la segunda de Batman? Qué buena!!!! Estoy deseando ver al sr. Bale en acción de nuevo!!!

Y de vacas ya estoy pensando en irme a algún sitio este verano, que falta me hace: ¿qué me recomiendas?

Anónimo dijo...

¡Qué pocos perritos comimos! ¿¿Qué nos pasó?? Bonita la foto. Por cierto, ¿le sacaste alguna a la cafetería de las chinas? Menudo supercafé me pusieron... Aunque para supercoffee... ¡Wocachino! (¿Cómo se escribe?) en su vaso de cristal. ¡Me encanta!

Los puestecillos navideños nos salvaron Frankfurt, benditos sean. Por cierto, peliculón ayer. THANK YOU.
-CK

Sophie dijo...

ay!q recuerdos!yo tb estuve en franfurt en navidad,pero en el 2006.os quedasteis con la taza del glühwein de recuerdo??
yo me la quedé pq era monisima!eso sí, dos euraacos vale la taza..ya les vale!

;)

Aire Fresquito dijo...

Vamos por partes...

La segunda de Batman del señor Nolan nos llega el próximo 13 de agosto a nuestros cines... (con esto de leer todo el día cosas del cine me entero de todos los estrenos) Puedes echar un vistazo al link blog BBVA para ver algún poster, trailer, etc.

Y lo de las vacas, pues depende del presupuesto, días con los que cuentes y si quieres playa, ciudad cultural o estar todo el día repanchingada en medio del campo. Ya me irás concretando más...

CK, ¿cafetería de las chinas? Ahora no caigo, pero sí, el Woocachino (o como se escriba) fue de lo mejorcito de la ciudad. Un café gigantesco y delicioso, imitando a los del Starbucks pero más baratos...

Y pensé comprar una tacita del glüwein, pero como tengo tantas en casa, luego me rajé... Eso sí, espero Sophie que la estés aprovechando y te tomesahí unos buenos vinillos...